Charla con Marco Bechis
sobre Garage Olimpo

El último 11 de diciembre, en la Scuola Civica Altiero Spinelli, tuvo lugar la conferencia “L’Etica dell’immagine in Garage Olimpo”, cuyo protagonista fue Marco Bechis, director, productor y guionista ítalo-chileno.

Nació en Santiago de Chile en 1955, pero creció en São Paulo y Buenos Aires. Vivió en Milán hasta 1974, año en que volvió a Argentina,donde lo detuvieron en abril de 1977, supuestamente por ser un militante activo. Cuando el ejército lo secuestró, lo llevaron al Club Atlético, un centro de detención clandestino que inspiró su película más importante: Garage Olimpo (1999). Tras quince días de intenso sufrimiento acabaron trasladándolo a una cárcel militar y posteriormente expulsándolo del país. Salvó el pellejotal vez gracias a la influencia de su padre, directivo de Fiat.

En la película nos encontramos en Argentina durante la dictadura militar. El 24 de marzo de 1976 el golpe de Estado liderado por Jorge Rafael Videla, Emilio Eduardo Massera y Orlando Ramón Agosti derrocó al gobierno de Perón. La dictadura continuó y perfeccionó la triple A (Alianza Anticomunista Argentina), un grupo parapolicial y militar de extrema derechaque secuestró a estudiantes, políticos de izquierda, intelectuales y artistas. Solían desplazarse en Ford Falcon verde sin matrícula. El número de los desaparecidos llegó a 30.000, de los cuales algunos sufrieron torturas, como Bechis, mientras que otros murieron en situaciones trágicas. En los llamados “vuelos de la muerte”, que se ven en la película, los torturadores drogaban y cargaban a los detenidos en aviones para tirar los al océano durante el vuelo: motivo por el cual sus cuerpos nunca han sido encontrados.

La sala de conferencias estaba llena de estudiantes de Traducción, Interpretación, Comunicación y de profesores de la Scuola Civica. Aunque no todos hablaban castellano, la alternancia entre español e italiano creó un clima especial en la que nadie se sintió excluido.

A propuesta de Bechis se abrió el turno de preguntas durante el cual se tocaron varios temas: su vida, los desaparecidos y elterrorismo de estado, entre otros. Pero las dos preguntas que más nos impactaron se refirieron a los personajes de “Garage Olimpo”, en particular al de María. Además, el director nos contó del final inédito que él había imaginado para la película.

Una primera pregunta incisiva y directa versó sobre la verdad era identidad de la protagonista. Bechis se inspiró en una persona concreta para crear a este personaje. Tenía tan solo veinte años, era militante político en Buenos Aires y vivía en una casa con otros militantes. Era una“casa de paso”, donde mucha gente iba y venía, y un día fue a vivir una chica quese llamaba Muñeca. Muñeca era su sobre nombre. En ese momento todos tenían un sobrenombre ya que de esa manera nadie podía delatar a nadie. Muñeca era unachica muy linda y desapareció algunos meses antes de que secuestraran a Bechis. Ella fue quien lo denunció. Cuando lo llevaron al centro de detención, Muñeca fue la única persona que lo visitó en la celda, tratando de convencerlo de que estaba en buenas manos. Esta fue la última vez que la vio, antes de que desapareciera.

Pero tengo esta imagen en mi cabeza: en la cárcel subterránea con ella, y mi sensación no fue de rabia por haberme denunciado, sino de total y desconsiderado amor, un sentimiento puro.

La última pregunta fue sobre la enfermiza relación de la protagonista con su torturador. Según Bechis no se trató de una verdadera relación, sino de una tortura adicional a lo que ella ya estaba viviendo. Al éltambién le había pasado ya que sintió una transposición amorosa por Muñeca: Era la única persona que yo conocía allí abajo en el medio del infierno.  

Hablando del final de la película, el director confesó quetenía previsto otro: Félix reaccionaba, pero le daban un golpe y lo cargaban enla camioneta. En el avión había el grupo de veinte personas condenadas amuerte, más Félix. María estaba bajo el efecto de la inyección. Sin embargo, conseguía arrastrarse entre los paracaídas, en la bodega  y se escondía. Cuando llegaba el momento de tirarlos al agua, contaron veinte, pero a ella nola vieron. De regreso en el aeropuerto, se dieron cuenta de que ella todavía estaba ahí. La subieron al auto para devolverla al Garage Olimpo, pero pensandoen las consecuencias que aquello traería, la dejaron libre, en la calle. Ellase subía a un colectivo y allí veía a Ana, la muchacha que puso la bomba bajola cama (escena con la que se abre la película) aunque no hubiera ninguna relación entre ambas.

Así terminaba la película escrita en Milán. Después, dos de sus colaboradores le dijeron: Este final no funciona, porque este es el final tuyo, y sobreviviste, pero no es el final de más de 30.000 desaparecidos. Interrumpimos el rodaje, dijo Bechis. Y este es el final que salió.

Eleonora Laura Bruno & Chiara Cagnan